Tendencia: Búsqueda de pareja en medios de transporte

Hace ya algún tiempo hablamos de British Airways y sus reuniones a puerta cerrada en el interior de aviones transatlánticos.  La idea era aprovechar la desventaja de los medios de transporte (aislamiento e incomunicación) para que los grupos de trabajo fueran más productivos.virgin citas en aeroupuertos

Compañías como Virgin han empezado, incluso, a ir un poco más allá, ya que permiten enviar una bebida a un pasajero por el que se sienta una atracción, creando, así, un entorno favorable para la búsqueda de parejas en pleno vuelo.

En la misma vertiente, la compañía Meetattheairport ofrece la posibilidad de encontrar pareja en los aeropuertos. La idea es la misma que en el caso anterior pero emplazada en las salas de espera de los aeropuertos.

Ahora, la compañía de transporte de Praga quiere revitalizar el uso del metro ofreciendo el mismo servicio para solteros que busquen pareja. Para ello han comenzado un programa piloto en el que han preguntado a los viajeros que les parecería la idea.  El 46% han declarado que la idea es acertada, un 8% no han dado respuesta y el otro 46% han dicho que carece absolutamente de sentido.

[box type=”shadow” align=”aligncenter” ]”En el metro ya se puede leer y estudiar, así que..¿por qué no encontrar pareja?, nosotros queremos hacer que la vida de la gente sea más agradable. Las personas, actualmente, no tiene tiempo para tener citas”.[/box]

Filip Drapal, portavoz de la compañía de transporte de Praga para The Telegraph.

De cualquier modo, el programa está a punto de llevarse a cabo. Actualmente se baraja la posibilidad de designar el último vagón del tren para que las personas que busquen pareja puedan encontrarse, o bien fijar un día u hora especial a la semana para ese cometido.

En un mundo cada vez más frenético, los sistemas de búsqueda de pareja en transportes se pueden ver como la solución para encontrar compañía y como un método para promover el uso del transporte público. ¿Alguna idea en la misma dirección? 

 

Foto cortesía de Shaian

Fuente: www.telegraph.co.uk